¡Qué calor!

Hidratación golpes de calor

Nosotros que estamos en Torrelodones, Madrid, estamos un poco más frescos que en el centro de Madrid u otras zonas del sur de España.

No obstante, e incluso aquí: ¡Qué calor!

Escuchando el podcast de Alex Barredo de Mixx.io nos sorprendió que se hace eco de la noticia de Reuters que incluso centrales nucleares de Francia y Alemania han tenido que apagarse, ya que la temperatura del agua no es lo suficientemente fría para disminuir las temperaturas de los reactores nucleares: Increíble.

El verano pasado les hablamos de la prudencia con unos buenos consejos de conducción segura en esta época del año.

Este agosto y con estas temperaturas queremos resaltar consejos de tu oficina de Adeslas para prevenir los golpes de calor.

Lo primero, es un poco de sensatez, que muchas veces nos confiamos y nos olvidamos de aspectos básicos de seguridad.

Como señala el Dr. Jose Manuel Pallares del Hospital Universitario Sanchinarro:

«EI golpe de calor se produce cuando la termorregulación corporal es incapaz de disipar cantidades adecuadas de calor y la temperatura corporal supera los 40 grados»

Dr. Pallarés Fernández

Debemos estar atentos a ciertas señales de alertas.

Señales de alerta

  • Cefalea
  • Confusión
  • Dificultad al hablar
  • Mareo
  • Alucinaciones
  • Molestias abdominales
  • Descenso del nivel de consciencia

Medidas de control

Si notáramos cualquiera de los síntomas anteriores, como siempre, lo primero debe ser alertar al servicio de emergencia (112). Después debemos tomar las siguientes medidas de control:

  1. Quitar la ropa y llevar a una bañera con agua fría
  2. Si no es posible, aplicar hielo en tronco
  3. Si la persona está consciente, beber agua fría en pequeños sorbos.
  4. No es recomendable darle agua si la persona tiene un nivel de consciencia bajo. Seguir las instrucciones del servicio de emergencia

Consejos para estar hidratados

  • Bebe agua antes de tener sed, sobre todo en esta temporada
  • Como siempre, los grupos de mayor riesgo son niños y niñas, adolescentes, embarazadas y personas mayores. Vigilar más la hidratación en estos grupos
  • El ejercicio nos deshidrata, es lógico beber antes, durante y después de cualquier actividad física. Evita las horas centrales del día para el ejercicio físico
  • Evitar el alcohol que deshidrata. ¡No todos los líquidos nos van a refrescar!
  • A más calor = más líquidos
  • Variedad de alimentos y bebidas

Y como siempre, sentido común. Podemos disfrutar del verano incluso con estas temperaturas tan altas, solo debemos ser cuidadosos y recordad que el mejor seguro es la tranquilidad.

Muchas gracias a Jamie Street de Unsplash por la imagen destacada del post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *