5 trucos para recordar lo más importante en Navidad 🎅🎄🎁

¡Nos encanta la Navidad!

Es una época especial, en la que tenemos la oportunidad de compartir con nuestros seres queridos, hacemos y recibimos regalos, enviamos mensajes con buenos deseos y nos preparamos para la llegada de un nuevo año con buena disposición y grandes propósitos.

Sin embargo, la publicidad ha conseguido que asociemos los sentimientos a los objetos. Comprar regalos se ha vuelto indispensable para expresar afecto, haciéndonos perder de vista lo importante: el tiempo, que podemos disfrutar nosotros y compartir con seres queridos.

 

La rutina nos distrae de lo esencial

Vivimos a un ritmo frenético, sin apenas detenernos a reflexionar. Pero, los días festivos nos brindan la oportunidad de bajar la velocidad y darnos espacio para pensar, centrando la atención en lo que más valoramos, qué queremos disfrutar y con quién deseamos compartir.

Cuando estamos enfocados en lo material nos distraemos de lo esencial: dar nuestro tiempo, ofrecer momentos para recordar y planificar un buen futuro.

 

Lo importante es saber lo que es importante

El final del año es una época propicia para hacer balance de lo que hemos conseguido, las experiencias vividas, los aprendizajes que conservamos, lo que deseamos alcanzar y planificar nuestras acciones de forma consciente para llegar a las metas.

Hemos querido compartir cinco trucos para mantener la perspectiva y recordar lo que más nos importa constantemente:

  • Agradecer
  • Visualizar
  • Elaborar un plan de acción
  • Ordenar el espacio
  • Gestionar las finanzas personales

1. Agradecer a diario

Uno de los trucos que podemos emplear para permanecer atentos a lo primordial es tomarnos unos minutos cada día para pensar en lo que tenemos, en nuestras capacidades, en las personas que nos acompañan y en las experiencias enriquecedoras que vivimos.

Vivimos inmersos en rutinas que nos distraen de lo esencial, por eso, detenernos a reflexionar y reconocer lo afortunados que somos, nos ayudará a mantener la atención en lo importante. También nos llevará a ser conscientes de lo que hemos logrado, valorarlo y sentir alegría por ello.

Este vídeo divertido nos muestra por qué estar agradecidos

 

2. Visualizar el futuro para hacerlo alcanzable

La idea es vernos a nosotros mismos -como en una película con todo detalle -, consiguiendo nuestros sueños, cómo nos sentiremos y con quién lo compartiremos. Imaginar cómo queremos ser, qué queremos conseguir y dónde aspiramos estar en un futuro para trazar la ruta.

Lo que podemos ver en nuestras mentes, lo podemos crear con nuestras acciones.

Por eso, otra forma de mantener el rumbo hacia nuestras prioridades es visualizar, es decir, crear en la mente la imagen de lo que buscamos alcanzar.

3. Elaborar un plan de acción

Cada acción cuenta, aunque parezca pequeña.

Para alcanzar nuestras metas, podemos redactar pasos que nos guíen, así mantendremos la motivación y recordaremos el camino. Crear un proyecto nos servirá para plasmar la ruta que queremos seguir y los plazos para avanzar.

Escribir un plan de acción nos ofrece la oportunidad de volver a leerlo y observar las experiencias desde otro punto de vista. Desde la distancia se adquiere otra perspectiva, podemos comprobar resultados inesperados, analizar la evolución de los acontecimientos y aprender de ello.

Plan de acción

 

4. Ordenar los espacios que habitamos

Habitar espacios desordenados produce estrés y confusión, lo que reduce nuestra concentración. Tenemos la costumbre de acumular objetos, pero cuando descartamos algunos y conservamos pocos, seleccionamos lo que apreciamos y despejamos nuestra mente de distracciones. 

Por eso, ordenar nuestros espacios cotidianos es una buena idea para mantener la concentración en lo primordial y ser más productivos. Así podremos trabajar de mejor forma en el plan que hemos trazado hasta nuestras metas.

5. Gestionar las finanzas personales

Después de reducir la cantidad de objetos innecesarios alrededor, una buena forma de mantener el espacio despejado, es practicar un consumo consciente, analizar nuestra economía personal y ordenar nuestras prioridades.

Gestionar la economía familiar es fundamental para tener tranquilidad en el presente, tomar previsiones para el futuro y alcanzar nuestras metas.

Podemos planificar nuestras finanzas con ayuda de presupuestos y registros de ingresos y gastos, practicar el ahorro y dirigir el gasto a lo que realmente nos importa.  

Finanzas personales. Control de ingresos y gastos

Asegurando lo importante

Teniendo en cuenta los gastos prioritarios, este es un buen momento para evaluar la inversión que realizamos anualmente en los seguros que necesitamos: salud, hogar, empresa, coche…

¡Con esto te podemos ayudar!

Nuestra pasión son los seguros, por eso estaremos encantados de atenderte.

Te dejamos el enlace para que te comuniques con nosotros y solicites toda la información que necesites.

¡Felices Fiestas!

Les deseamos que sean unas fiestas muy especiales, en las que lo que más importa este en el centro de todo.

Agradecemos a los autores de Pixabay por las imágenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *